Historias de Chicos con Ana y Mia: Kenyik, Carmen y Sabrina

13 Jun

Kenyik

¡Wow! Antes de contarte mi historia como muchas otras princesas y príncipes, quería decirte que me gusta mucho tu blog, eres de las pocas personas que escucha sin juzgar, ya que yo como muchos otros no hablamos de esto con los “normales” porque simplemente no entienden, no escuchan y para ellos eres un enfermo encaprichado, un tonto por hacer lo que haces, pero ellos no tienen la menor idea de lo que ana y mia significan en tu vida…

Hola, me conocen como Kenyik, tengo 21 años y llevo en esto cerca de 4 años…

Mi historia no es tan diferente a los demás, yo no recuerdo como me inicié en esto, cuando reaccioné ya era parte del mundo de ana y mia,
Yo toda la vida fui una chava gorda, y amm, siempre burlascriticas, ir a comprarme ropa… ¡Lo ODIABA! 

Mi mamá era de:  ” ¡Mídete esto! ¿No te quedó? ¡Señorita me trae una talla mas grande por favor!” y todo el vestidor escuchando, era realmente humillante. Mipapá también hacía lo mismo: “Se te ve bonito, pero te ves llenita ¡Ya no te sirvas más! ¡Párate, haz algo! ¿No ves como estás? y amm para anexar algo ¡Ningún niñose fijaba en mi! Todos decían: “ahh es simpática, buena onda” Nada más, no veian quien era yo.

Carmen

Hola, navegando en la red me choqué con tu blog, que de un principio pense que era para apoyar a ana y mia, después leyéndolo completo me di cuenta de que sólo tratas de ayudarnos y hacernos reaccionar.
Bueno mi nombre es Carmen  soy de lima-Peru, estoy a pocos dias de cumplir los 24, te contaré un poquito de mi historia ya que a nadie le puedo decir y esto me relaja, ojalá no te aburra.

De niña tuve una infancia bastante dificil ya que mi madre siempre era muy sobreprotectora y emocionalmente dificil, siempre me crió como si yo fuera un cristal, me cuidaba mucho y claro yo la entendía porque no sabía que de alguna manera me dañaba , si de niña se me ocurría caminar por la casa sin zapatos me decia que me llenaría de microbios, me golpeaba a veces y rápidamente me lavaba los pies y me hechaba alcohol. Recuerdo que una vez estábamos en un restaurant de comidas rápidas,  ahí habia una especie de piscina llena de pelotas donde todos los niños entraban sin zapatos a jugar, yo tenía 5 años y créeme que moría por entrar, le dije amamá, que quería jugar. Ella me dijo que ¡No! porque me podían contagiar algún hongo o algo, recuerdo bien ese día me sentí muy mal, desilusionada, me dije a mí misma si eso era un castigo tal vez de algo, pero bueno la cosa es que mi infancia fue muy complicada mi madre perdia la paciencia conmigo muy rápidamente y yo la comprendo de alguna manera porque mi padre estabadeshauciado, eso le estaría afectando. Obviamente, mi padre murió cuando yo tenia 6 años.

Siempre fui una chica delgada, decían enfermiza, no sé si realmente enfermiza o sin querer mi madre me habia enfermado.  Me pasaré hasta cuando era adolescente, digamos tenia 14 años y siempre todos me decian que tenia lindo cuerpo, que tenía sobre todo buen trasero y piernas,eso a mi me acomplejaba a esa edad yo media 1.57 cm y mi peso era 50 kilos, me fui acomplejando a mí misma hasta que empece a botar la comida ó se la tiraba al perro así estuve por años …¿bajé de peso? sí lo bajé pero no mucho, a 48 Kg  hasta ahí estaba bien.

 Jamás pude ser Mia porque no podía vomitar, siempre era Ana, pero sólo por épocas. Cuando estaba contenta me olvidaba de Ana y comía normalmente disfrutándolo al momento pero siempre al final con un poco de culpa, pero ahí era lo grave.

Sabrina

Hola ¿Cómo estás? Me llamo Sabrina, pero siempre me escondí atrás de nombres falsos para que nadie descubriera mi “problema”.. al principio me conocían por mi nombre real, pero mucha gente de mi colegio descubrió mi blog. Lo cerré y comencé con uno nuevo, pero como todas las chicas ya me conocían, seguí dejando que me llamaran así. Sin embargo, después de dos o tres años de dejar esto de no comer y vomitar, me recuperé. Sin embargo, no fué definitivo. Hace aproximadamente 9 meses recaí y empece a hacerme llamar EmilyEmily In Wonderland. Aunque mis desordenes no son constantes, si son intermitentes, van y vienen, independientemente de mi humor o mi situación sentimental, simplemente hay días que me levanto y me miro alespejo y pienso “¡que gorda estoy!” hay dias que actúo sobre eso y dias que no, sinceramenteno sé bien porque. Aqui te dejo mi historia, primero la de Sabrina, despues la de Emily. 

Yo siempre me vi gorda, pero nunca me importó demasiado lo físico, ni en mi ni en los demás…yo no me acercaba o me alejaba de una persona porque fuera alta ó baja o linda ó fea, ó gorda ó flaca…o sea me fijaba en la personalidad, y obvio que veia lo exterior ¡No soy ciega! y hay cosas que no se pueden no-ver, pero no por verlas cambié de opinión sobre alguien. Así que toda la vida dije“Si yo pienso así, los demás también… ¿No?”
Así que si yo me veia un poco gorda. Aclaro: nunca tuve sobrepeso, pesaba lo normal, más bien era un peso promedio, ni bajo ni alto, pero siempre me vi gorda y además mi hermana tampoco ayudaba mucho en eso…ella siempre fue un palo, al principio ella tenia una “enfermedad” ó como le quieran llamar que hacía que fuera súper flaca no importaba lo que comiera, después le dieron unas inyecciones y engordó, pero no mucho; o sea vive comiendo de todo, chocolates, golosinas, de todo, y no engorda, tiene la panza hiper plana y mientras tanto, yo tuve pancita de bebé como hasta los doce, asi que no era gorda, pero era como si siempre estuviera hinchada, además, siempre comí bastante…y arriba de todo; mi madre es, así que en mi casa siemprehubo/hay tortas, galletas, potres, etc. por todos lados y para salir de mi cuarto hay que pasar por la cocina, y arriba de la mesa siempre habia galletitas ó cosas así y las agarraba al pasar, casisin darme cuenta…
Pero ¿A quién le importaba si yo tenía algo de sobrepeso si lo que importaba era la personalidad?
Me costó darme cuenta que no es así para todos y sólo algunas personas se fijan en la personalidad y pasan por alto lo fisico. Y para cuando conocí gente así… ya era demasiado tarde.
Y así pasó mi vida y yo vivía encerrada en mi mundo, o sea tenía amigas y eso, pero no me daba cuenta de todo lo que de verdad pasaba a mi alrededor. Yo creía que la gente era así como yo creía, no-superficial. Me costó darme cuenta que no era así… debo admitir que recién este año me dí cuenta. 

Historias de Chicos con Ana y Mia: Adiie y Ma. Fernanda

13 Jun

Bien, la primera historia es de una chica llamada Adiie. Quiero decirles que me ha parecido una historia muy dramática. Hubo fragmentos en los que me identifiqué con ella. La verdad esta chica ha redactado las cosas de una manera muy sencilla pero extremadamente complejas porque toca fibras muy sensibles. Todos nos hemos sentido alguna vez rechazados y ella lo ha escrito de una forma tan clara que terminas sintiendo esa sensación que uno siempre trata de evitar. Bueno, ustedes ya se darán cuenta al leerla.

Adiie

Hola, mi sobrenombre es Adiie, leí tu página y me llamó muchísimo la atención, yo tambien quiero que conozcas mi historia, no está escrito absolutamente todo lo que he vivido, pero se acerca.

Yo siempre había querido ir con un psicólogo, desde que la idea de suicidarme germinó en mi mente, pero mis padres pensaron que necesitaba más un nutriólogo que un psicólogo, porque era(soy) una gorda.

Pero ya no me interesa, es muy tarde, estoy al borde de mi auto-destrucción, estoy segura que nadie puede ni podrá pararme y ya no me importa, solo quiero que todo acabe.

No le hecho la culpa a nadie, ni a mis padres, ni amigos, primos, etc, porque la culpa es solo mía, yo me deje entrar y me bloqueé las salidas.

La historia en el texto siguiente es la primer entrada en mi blog.

Nada es falso, nada es inventado, nada está exagerado.

♥||Día 1||♥ Las palabras me comen por dentro…

Hola, soy completamente nueva publicando blogs, pero hace mucho tiempo que deseaba tener uno donde escribir cualquier cosa, yo sé que puede ser que nadie llege a leerlo, pero en realidad lo hago para mí.

Si, porque esto es mejor que cualquier diario, porque puedo leer las opiniones y consejos ajenos de los demás.

Bueno, en el título pongo que este es el día uno, pero no es así.

Yo ya llevo mucho tiempo en esto… es el día uno desde que tengo este blog, por primera vez voy a contar los días que llevo.

No crean que vivir de esta manera me enorgullece, no me gusta, sinceramente no le desearía mi vida a nadie.

No crean que exagero.

Les contaré un poco sobre mí.

Yo no tengo una familia disfuncional, no soy una persona antisocial y marginada.

Podría decirse que mi vida es considerablemente feliz.

Mis padres se aman, siempre lo han hecho. Tengo dos hermanas menores que yo. Tengo amigos y amigas. Tengo una casa con muchos lujos…

Entonces… ¿Por qué no le deseo mi vida a nadie?

Bueno verán… cuando yo era pequeña era hermosa, blanca, rubia… bellísima, pero con el tiempo y por culpa del poco cuidado de mi madre, empezé a engordar, a quemarme la piel por nadar todos los días en la alberca bajo el sol…

No me interesaba nada mi físico y a nadie le importaba tampoco.. ¿qué mas da? era solo una niña pequeña.

Entré a la primaria, y para todos yo era una gorda, fea niña con la piel quemada. Excepto para un niño, que me quiso como novia, yo me negué por supuesto, ya que mis padres no me permiten tener novio y siempre me lo dicen, (¡Dios!, cuánto me arrepiento de haberle dicho que no…), me sentí deseada, incluso hermosa, por lo que mi imagen siguió sin interesarme.

En mi familia, mis primos me hacian a un lado, incluso mis hermanas, yo era la oveja negra, con la que nadie se quería juntar… yo siempre estaba enojada por eso, creía que era por mi que ellos se alejaban, que era demasiado gorda, demasiado negra, demasiado estúpida… era MI culpa, nadie me querría jamás.

A esa corta edad de los 6-10 años, descubrí el “self injury”, aunque claro, que no eran extremadamente complicadas o dolorosas. Consistía solo en golpearme el estómago, los brazos, la cabeza…

Una de mis hermanas se dio cuenta de eso y solo me insultaba más y más, haciendome sufrir mucho.

Ella tambíén comenzó a engordar (¡Oh, Bendito Karma!) pero nunca más que yo.

Con el tiempo comenzé a insultarla, a golpearla (después averigué que esto es un mecanismo de defensa llamado “PROYECCION”), imaginando que era yo, engordando, comiendo.

Desde que cumpli los 9 años (aproximadamente), tenía sueños en los que me suicidaba, TODOS terminaban conmigo, colgándome, tirándome entre los autos, ahogandome y a mi familia no le interesaba una décima, era como si yo fuera una loca de la calle, no era nada.

En la primaria, los niños me gritaban “cerda”, “porky”(por el famoso cerdo amigo de bugs bunny), haciendo que yo fuera una marginada social, no tenia amigos y los que se acercaban a mi sólo lo hacian para quitarme de mi almuerzo ó pedirme la tarea.

En el último años de la primaria conseguí a algunas amigas, todas más delgadas que yo, ¡por supuesto!

y una de ellas nunca dejó de recordarme el exceso de peso que tenía.

La siguiente historia es de una chica llamada María Fernanda:

 

Ma. Fernanda


Bueno mi vida empieza así:
Yo siempre fuí una niña llenita y bueno, yo antes era feliz;, no me importaba, pero bueno, mi papá trabaja en en otra cuidad y vino a quedarse de vacaciones por 2 semanas con nosotras, y la verdad me hirió porque me puso apodos y se burlaba de que estuviera gordita ya que pesaba 62 kilos antes y media 1.55.

Y bueno, me dijo cosas como “vaca, elefante, gorda ó ¡deja de tragar!” y así me fuí poco a poco dando cuenta de que si estaba “subidita”.

Pero eso no es todo poco después me dijeron que tenia ovarios poliquísticos y que si no me cuidaba iba a subir muy rápido de peso, tenia mucha presión y luego una compañera me dijo que tenia que bajar bueno a ella no le hice mucho caso por que me cae mal, pero todos me decían que estaba subiendo, hasta que un día acepté que sí estaba gorda y bueno ya te imaginarás, me metí a una dieta pero entonces quería quitar en sí todo…al principio no era tanta presión pero después sólamente quería estar delgada no me importaba nada hasta que mi mamá me dijo que ya tenía que mantenerme; yo le dije que !ok!… que poco a poco le iba a ir subiendo pero después el sólo hecho de pensar en engordar me daba mucho miedo y comencé a contar mucho las calorias y si me parecía mucho me peleaba con mi mamá… todavía lo hago, de hecho a veces me siento mal pero no lo puedo evitar; a veces siento que la comida me va a engordar y le tengo asco y no puedo evitar, ya he llegado a vomitar un par de veces pero eso fué porque me daba mucha rabia que mi mamá se la pasara todo el día sobre mí… además ahorita me está dando mas libertad para salir con mis amigas porque antes nunca me dejaba salir. Pero además mi mamá cree que tiene la razón en todo y ni siquiera intenta comprenderme y eso me deprime mucho. También a veces si me enojo mucho, grito para desahogarme me da miedo engordar, no quiero volver a ser gorda nunca… odiaria volver a ser eso, tampoco me gusta comer mucho, sí quiero sí, pero si no… no.